El libro plantea justamente el problema específico de la dirección o gobierno de las entidades de la administración pública, pero lo ubica al interior de la cuestión mayor y fundamental de la dirección o gobierno de la sociedad, de una gobernanza pública que sea socialmente exitosa, efectiva, tanto en el plano de los valores liberal-democráticos y del aseguramiento de las garantías individuales, como en el plano de la realización de los derechos sociales de los ciudadanos, en la producción de bienes y servicios tangibles que pueden cambiar, mejorar o perfeccionar las condiciones de la vida personal y familiar en sociedad. El libro es de carácter conceptual, quiere plantear el problema con la mayor precisión posible, ofrecer cuidadosamente conceptos sobre el gobierno de las entidades de la administración pública y articularlos con los conceptos de la comunidad científica internacional, así como proponer los principios y los códigos de conducta a seguir por los altos ejecutivos públicos en la conducción de las organizaciones públicas a su cargo. Al tratar con principios y códigos del gobierno o de la gobernanza de las entidades de la administración pública, el libro tiene un carácter normativo, particularmente en su tercer capítulo, pues propone normas fundamentales de estructura y comportamiento directivo, pero en el entendido de que el establecimiento de las normas comprende actividades de discusión y acuerdo entre autoridades, funcionarios, académicos y público ciudadano interesado. 
El ensayo se enfoca entonces a estudiar el gobierno o la gobernanza de las organizaciones específicas de la administración pública, lo que internacionalmente comienza a llamarse “el gobierno corporativo público”, “el gobierno o la gobernanza corporativa del sector público”, una expresión que puede ser chocante a los que nos hemos formado en una teoría– cultura política y administrativa, en la que el concepto y el término de “lo corporativo” se reserva a la empresa privada o a las organizaciones sociales políticamente subordinadas de los regímenes autoritarios, frecuentemente con tono peyorativo. Muchas páginas del libro se enfrascarán precisamente en precisar conceptos y términos internacionalmente usados, en hacerlos compatibles con nuestros conceptos y tradiciones y, sobre todo, en señalar la sustancia conceptual de la cuestión, por encima de la simpatía o antipatía por el empleo de ciertos términos.

Publicar un comentario

Galería

 
Top