El estudio de la gobernabilidad y la gobernanza forma parte de diversas agendas institucionales que en los niveles mundial, regional, nacional, federal y local se ocupan de analizar tales fenómenos, tomando en cuenta que la única constante del tiempo actual es el cambio vertiginoso. La velocidad del cambio es intensa, lo cual ocasiona que las estructuras, procesos y sistemas de gestión sean puestos incesantemente a prueba, en virtud de la variedad de acontecimientos y problemas que se suscitan en la sociedad. Los ritmos del cambio económico, político y social obligan a los actores institucionales a transformar tipos de desempeño, estrategias y programas sobre la base de sociedades mejor informadas, exigentes y hasta contestatarias, lo que es manifestación del nuevo protagonismo de la sociedad civil.

En su parte institucional, el cambio conduce a la búsqueda de alternativas que desde el universo de los Estados es indispensable generar con el concurso exitoso de distintos actores, buscando explotar, a la vez, los más diversos recursos. La búsqueda de alternativas es ineludible ante nuevas realidades y complejos problemas, pero procurando tomar en cuenta la interacción cada vez más intensa entre la sociedad y el Estado. Hay, en este sentido, elementos importantes a considerar, como la intensidad de la acción pública, la dinámica de las redes sociales, la construcción de acuerdos, el aprendizaje de políticas, la coordinación de actores y organizaciones, los sistemas de corresponsabilidad, así como la lógica de la acción cooperativa.



Publicar un comentario

Galería

 
Top